Según lo han confirmado las autoridades holandesas y el alcalde local, Jan van Zanen, este lunes se registró un tiroteo en la plaza 24 de Octubre, situada en la zona oeste de la ciudad de Utrecht, dejando tres muertos y un número indeterminado de heridos. 

Las primeras hipótesis apuntan a que un hombre sacó un arma y comenzó a disparar de forma aleatoria y continuada contra los transeúntes, después se dio a la fuga y hasta el momento se desconoce su paradero.

La Policía asegura que aún no está claro cuántas víctimas hay ni la gravedad de su situación pero sí que hay «varios heridos» que están siendo trasladados a hospitales.

La zona del tiroteo está cerrada, y hasta allí se han trasladado los servicios de emergencia, varios helicópteros y una unidad antiterrorista de la Policía holandesa.

El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, canceló una reunión del gobierno para seguir la situación, indicaron las autoridades.