Se complica el rescate de los 12 niños de un equipo de fútbol y su entrenador, quienes fueron hallados con vida en una cueva en el norte de Tailandia después de estar desaparecidos 9 días.

Los cuerpos de socorro señalaron que el rescate podría tardar hasta cuatro meses debido a las fuertes lluvias que golpean la región, mientras que el Gobierno indicó que el grupo deberá aprender a bucear para salir de forma segura.

Narongsak Osottanakorn, Gobernador de la provincia de Chiang Rai sostuvo, «El nivel del agua en la cueva sigue siendo muy alto, así que tienen que enseñarles a nadar para salir de allí. Además, les daremos máscaras de buceo».

Cerca de 1.300 efectivos trabajan en instalar un cable telefónico, de varios kilómetros, para que se puedan comunicar con sus familiares; también enviaron medicinas, comida y agua para varios meses.