El vehículo de exploración chino que transportaba la sonda Chang’e 4 que alunizó en la cara oculta de la Luna, ya comenzó a recorrer la superficie del satélite con el propósito de llevar a cabo tareas de observación astronómica.

La nave, que fue bautizada como Yutu 2, cuenta con una cámara panorámica, un espectrómetro de infrarrojos y un radar, herramientas con las que el vehículo espacial buscará obtener imágenes de la superficie, estructura y composición.

La sonda Chang’e 4, que despegó el pasado 8 de diciembre, logró posarse con éxito en la cara del satélite que no es visible desde la Tierra, un terreno nunca antes explorado por el ser humano. Es por esto que China marca hoy un hito histórico al ser el primer país en lograr alunizar en esta zona.