Desde el 4 de septiembre venció el plazo para la instalación y uso de cintas retrorreflectivas en los vehículos de servicio público y particular destinados al transporte terrestre de carga. Hasta el próximo 14 de septiembre las autoridades de tránsito realizarán solo controles pedagógicos en las vías.

La resolución también hace referencia a los vehículos remolques y semirremolques destinados al transporte de carga, con un peso bruto vehicular superior a 0,75 toneladas, la maquinaria agrícola, industrial y de construcción autopropulsada que transite por las vías públicas o privadas que están abiertas al público, o en las vías privadas, donde internamente circulen otros vehículos.

De acuerdo con la base de datos del Registro Nacional de Accidentes de Tránsito, los vehículos de carga son camiones, tractocamiones y volquetas.

Con esta medida se busca disminuir los siniestros viales, especialmente en las horas nocturnas, al hacer más visibles esta clase de vehículos, pues según la resolución, estos elementos de señalización luminosa, permiten advertir visualmente a los usuarios de la vía de la presencia, el tamaño, la identificación o el cambio de dirección de movimiento del automotor.

Según cifras del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, durante el 2018 se registraron 7.314 siniestros viales con vehículos de carga pesada en horas de la noche (6 pm – 6 am), que dejaron un total de 332 personas fallecidas y 1.074 lesionadas.