14/11/2017

Según lo dio a conocer la calificadora crediticia estadounidense Standard & Poors (S&P), debido a que las autoridades venezolanas no abonaron 200 millones de dólares a los bonos globales, se ha rebajado hoy la deuda soberana de Venezuela en moneda extranjera a «default».

Este fin de semana se cumplieron 30 días del periodo de gracia por lo que se determinó colocar en grado SD/D («selective default/default») esta deuda soberana.

Por medio de un comunicado, S&P aseguró que hay un 50 % de posibilidades que Venezuela «pueda entrar en suspensión de pagos otra vez en los próximos tres meses» debido a que están pendientes de abonar los pagos de otros cuatro cupones dentro del período de gracia.

Si Venezuela no abona esos pagos, por instrumentos de deuda con vencimiento entre 2023 y 2028, S&P colocará también en «default» esas emisiones.