EL presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, deberá estudiar con calma la propuesta que fue lanzada por los republicanos en el congreso, donde se estudia las opciones que tiene ese país para incluir o no, al gobierno constitucional de Hugo Chávez en Venezuela en la llamada “lista negra”.

Aunque todavía no es segura la puesta en práctica de esta medida, en las altas esferas tanto del gobierno como del congreso hay preocupaciones de las actitudes del presidente venezolano por los nexos que hay entre su gobierno y las guerrillas de las FARC de Colombia, además de sus cercanas relaciones con países como Cuba, Irán o Siria.

25 congresistas ya han firmado la propuesta, pero falta la rubrica presidencial para ser aprobada por el congreso en pleno, que en caso de ser ratificada, Es muy difícil ponerla en marcha, ya que los dos países tienen convenios económicos, uno de ellos, es que los Estados Unidos compran de Venezuela el 14 % del petróleo utilizado.

Por su parte Nicolás Maduro, Ministro de Relaciones Exteriores  invalidó  los cargos que el Congreso de los Estados Unidos ha propuesto en contra del gobierno venezolano.

Uniéndose a las palabras de su presidente Hugo Chávez en referencia al tema, “el mandatario norteamericano, George W. Bush, debería ser el primero en la lista de terroristas internacionales por acciones como la invasión y ocupación de Iraq”

 Pl/el tiempo