Este jueves el territorio venezolano sufrió un nuevo apagón de energía afectando 11 estados: Carabobo, Miranda, Barquisimeto, Táchira, Cojedes, Mérida, Barinas, Vargas, Nueva Esparta, Aragua y Zulia.

El servicio del Metro, vital en la movilización de pasajeros ante el colapso del transporte público, vio suspendida sus actividades por causa de la falla, lo que obligó a miles de personas a caminar largos trayectos para llegar a sus destinos.

La Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec, reaccionó de manera inmediata al apagón y señaló en Twitter que la generación fue saboteada en la instalación de Guri, la más importante del todo el sistema. «Esto es parte de la guerra eléctrica contra el Estado. ¡No lo permitiremos! Estamos trabajando para recuperar el servicio», añadió.

Por su parte, el ministro del área, Luis Motta Domínguez, explicó que el corte se debe a un sabotaje y estimó en unas 3 horas el tiempo de reposición del servicio.

Cabe recordar que a principios de febrero el Gobierno venezolano denunció dos presuntos ataques contra centrales eléctricas, lo que dejó entonces sin el servicio a parte de los estados de Miranda y Anzoátegui.

Publicidad

En Venezuela son frecuentes las fallas del servicio eléctrico, que controla el Estado a través de Corpoelec.