El cuerpo sin vida de un cóndor macho de cuatro años fue hallado por pobladores de la región, y al parecer llevaba varias semanas muerto.

“Este cóndor parece ser que llevaba 15 días en su estado. La corporación ha realizado todos los trámites para que en el Parque Jaime Duque, donde hay laboratorios especializados, verifiquen la causa de su muerte”, dijo Juan Gabriel Álvarez García, director Corporación Autónoma Regional de Santander.

Para biólogos expertos, no solo se pierde uno de los pocos cóndores que aún sobreviven, también a uno de los limpiadores más efectivos de los páramos.

“En este momento hay un verano intenso y ellos buscan la comida y buscando la comida muchas veces se encuentra la muerte, ya sea por envenenamiento de carroñas o por caza furtiva”, indicó el biólogo Luis Emilio Atuesta.

Precisamente, el pasado 17 de enero en esta misma zona, médicos de la regional CAS, lograron salvar la vida a dos de estas especies encontradas con síntomas de intoxicación, las cuales tras su recuperación, fueron devueltas a su hábitat.

De comprobarse manos criminales en la muerte de este cóndor, los responsables serán castigados con el peso de la ley, anunciaron las autoridades  ambientales de la zona.