En medio de una profunda crisis económica que ha obligado a miles de venezolanos a migrar de su país, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció que un nuevo cuerpo policial únicamente se ocupará de atender lo que sucede en la frontera para enfrentar, según la mandataria, una supuesta campaña impulsada por Colombia y Estados Unidos que busca inventar una crisis migratoria.

“Nace así entonces operativamente la policía migratoria para atender los 72 puntos de control que existen tanto en la frontera en los puertos y en los aeropuertos”. “Venezuela es víctima de una campaña que adelante Colombia”, aseguró.

La funcionaria añadió que con esta policía migratoria, Venezuela avanza hacia la defensa y la preservación de su soberanía, además asegura que así se consolidará la seguridad ciudadana y se conocerá la verdad para destruir la campaña de la que, según ella, es víctima Venezuela.