Video | Así es como pequeñas embarcaciones sacan grandes cargamentos de cocaína desde el Pacífico colombiano

Jorge Bermúdez - 3 de septiembre del 2019 1:49 pm

En las imágenes se evidencia como guardacostas de los Estados Unidos, cierran el paso a pequeñas embarcaciones que sacan los cargamentos de cocaína desde el Pacifico colombiano.

La información suministrada por las autoridades colombianas a la Armada de países vecinos y la DEA permitió estas operaciones de interdicción. En los últimos 18 meses, son 45 las embarcaciones que se han interceptado en alta mar repletas de cocaína.

En el más reciente informe de inteligencia y operatividad, las autoridades identificaron las embarcaciones más usadas por el narcotráfico.

Las lanchas de bajo perfil cuya fabricación tiene un costo cercano al millón de dólares tienen capacidad para transportar hasta dos toneladas de cocaína.

Los semisumergibles, con un costo cercano a los dos millones de dólares, pueden transportar hasta seis toneladas de alcaloide y los sumergibles de cinco millones de dólares tienen capacidad para transportar 10 toneladas de cocaína.

Estas embarcaciones navegan a una velocidad promedio de 12 nudos, unos 20 kilómetros por hora.

Son fabricadas en astilleros clandestinos, en zonas pantanosas de difícil acceso en Cauca y Nariño por ingenieros navales empíricos que se han especializado en: dotarlas con capacidad para sumergirse, navegar en inmersión, emerger y flotar con absoluta autonomía, el casco es elaborados en fibra de vidrio y acero naval de 5 centímetros de espesor.

Las nuevas embarcaciones pintadas de colores oscuros para evitar ser detectadas cuando están en la superficie, cuentan con sistemas de ventilación y extracción de gases para evitar la intoxicación de los tripulantes quienes deben navegar hasta cuatro días seguidos para hacer las entregas.

Estas embarcaciones salen en la madrugada por los ríos Yurumangui, Naya, Patía, Guapi, Mirta y Mataje hacia el mar pacifico.

Datos obtenidos por inteligencia revelan que los sumergibles son tripulados por cuatro personas, un capitán, al que le pagan hasta 75 mil dólares por viaje, un navegante de 25 mil dólares, un mecánico que recibe hasta 20 mil dólares y el cotero, encargado del cargue y descargue de la mercancía y quien puede ganar hasta 10 mil dólares.