Un ladrón entró a robar a un local comercial, sin embargo la empleada del lugar intenta impedir un atraco lanzándole pasteles. El hecho ocurrió en el estado de Queensland, en Australia.

El intento de hurto quedó grabado en las cámaras de seguridad, en las cuales se ve el momento en el que el delincuente, con la cara cubierta, ingresa al establecimiento.

Lea también: Perú plantea castración química para violadores de menores

Sin decir una palabra, el sujeto se dirige directamente a la caja e intenta abrirla, sin embargo, la trabajadora del sitio al ver la situación empieza a arrojarle pasteles en la cara con el fin de espantar al ladrón.

Luego de su reacción, la mujer huyó del establecimiento mientras que el hombre vuelve a intentar abrir la caja registradora, no obstante el hombre no pudo y se fue del lugar. La policía local, declaró que el ladrón no logró robar nada y que ninguna de las dos empleadas que estaban en la tienda resultó herida.