El pasado jueves 3 de enero, Hebe de Bonafini, la reconocida líder de las Madres de la Plaza de Mayo, pronunció un discurso en Buenos Aires sobre la actualidad de ese momento.

La señora decidió insultar al presidente Álvaro Uribe y anunció su apoyo incondicional a las FARC y al presidente Chávez.

Sucedió el primer jueves de este año en la tradicional Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede de Gobierno argentino.

Ustedes vieron lo que paso con Uribe, con Chávez, con las farc. Uno lo escucha a Uribe y parece que es el único tipo sensato que hay en el país.

La mujer, de 79 años, es Hebe Pastor de Bonafini, una de las fundadoras de las madres de la Plaza de Mayo, un grupo de mujeres que buscó a sus hijos desaparecidos durante la dictadura militar en ese país. El jueves decidió insultar la presidente Uribe.

Publicidad

En su arenga, Bonafini demostró desconocer la minucia de la realidad colombiana. Luciendo su tradicional pañoleta blanca, la señora continuó con sus insultos.

Luego hubo cantos, vivas y aplausos. Y nada más, hasta el próximo jueves cuando vuelvan a reunirse como lo hacen desde hace 30 años.