Los departamentos no tienen ni un peso para pagar las deudas del no POS con las entidades administradoras del régimen subsidiado de salud, deudas cuyo monto estaría entre $ 3 billones y $ 9 billones de pesos. 

El Gobierno está proponiendo una ley de punto final para pagar las deudas, siempre y cuando los departamentos y municipios permitan una auditoría sobre las cuentas por pagar. 

Por su parte, el contralor general respalda la ley de punto final. 

Los gobernadores están proponiendo una reforma estructural al sistema, incluyendo la creación de jueces especializados en tutelas de salud.