En 2013, Noticias Uno publicó las imágenes sobre los disparos de un grupo de vigilantes contra otro de campesinos en las tierras que un juez les había asignado. Tres años después, los hombres que disparan, están capturados.

Han pasado tres años, pero el esfuerzo fue conjunto con el Ejército en cuatro departamentos. Los campesinos dicen que arreciaron las amenazas.