Hace unos días se conoció una carta del detenido paramilitar Francisco Villaba al presidente Álvaro Uribe. Allí Villaba le pedía perdón al jefe de Estado por sus señalamientos a él y a su hermano por la masacre del Aro. Pero ahora dice que la carta no la escribió él.Villaba asegura que esa carta se la entregó ya escrita Chucho Sarria, el viudo de la monita retrechera.

Éste es Francisco Villalba, el paramilitar de confianza de Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, quien paga una condena de 33 años de cárcel por su participación en la masacre de El Aro.

Sobre esa masacre, donde murieron 15 campesinos en 1997, Villalba ha dicho en varias ocasiones a la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia, que el presidente Álvaro Uribe y su hermano Santiago estuvieron involucrados.

Sin embargo, hace poco se conoció una carta, firmada por el mismo Villalba, con su huella digital, donde le pide perdón al presidente.

“Yo, Francisco Villalba quiero pedirle perdón a usted Sr. Presidente, por haber mancillado su nombre y ponerlo en la palestra pública para mal y no para bien”.

En esa carta también le ofrece decir la verdad….

“Quiero decir la verdad, no con el ánimo de acusar a nadie pero sí con la necesidad de aclarar las cosas”…

Pero para Villalba su verdad sigue siendo la misma. Desde la cárcel de Itagüí, el paramilitar admitió que la firma y la huella que aparecen allí son suyas, dijo que firmó la carta por la promesa de su traslado de la cárcel La Modelo.

“Esa carta la hizo el Chucho Sarria…Me la hicieron firmar por orden presidencial… Esa no es letra mía, la firma sí es la mía y la huella sí es la mía, pero yo no me retracté, simplemente la carta me la mandaron”

Dijo que una semana después de firmar la carta, le contó a la Fiscalía y se ratificó en todas sus declaraciones.

“Yo denuncié enseguida cuando me sacaron a Fiscalía. La doctora tiene la denuncia y todo”.

La última declaración de Villaba tiene menos de un mes, y en ella ratifica todas sus denuncias sobre la masacre de El Aro.