Las medidas de guerra de Trump para contener el ‘virus chino’mundo

Las medidas de guerra de Trump para contener el ‘virus chino’

- 18 de marzo del 2020 4:18 pm

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmará este miércoles la Ley de Producción de Defensa, que permite recurrir al sector privado para acelerar el suministro de productos médicos, y ordenó parar las ejecuciones hipotecarias y desahucios hasta final de abril ante la pandemia del coronavirus.

La comunidad médica ha alertado de las crecientes necesidades de ventiladores de respiración, máscaras y otro equipamiento médico por el aumento de los casos registrados en el país, que superan ya los 6.000 y el centenar de muertos.

Asimismo, Trump ha dado la orden de que se movilicen dos buques hospitalarios de la Armada para atender a pacientes infectados del coronavirus: Uno de ellos, el USNS Comfort, se dirige a Nueva York, y el otro, el USNS Mercy, estará desplegado en la costa oeste de EE.UU.

Cada uno de ellos tiene una capacidad máxima de 1.000 camas.

Por otro lado, el mandatario apuntó que entre las medidas de alivio económico se encuentra «la suspensión inmediata de todas las ejecuciones hipotecarias y desahucios hasta finales de abril».

El Gobierno de Trump ha propuesto un paquete de estímulo fiscal de más de un billón de dólares que incluye transferencias directas de efectivo a los ciudadanos, asistencia para las pequeñas y medianas empresas y el aplazamiento del pago de impuestos.

“El virus Chino”

En la misma conferencia el mandatario, se refirió en cuatro ocasiones como «virus chino» al SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, y rechazó las críticas de que esa expresión sea racista y que no refleje adecuadamente la naturaleza global de la pandemia, en pleno auge de las tensiones entre Washington y Pekín.

Después de utilizar esa expresión en tres tuits matutinos, en los que no usó en ningún momento la palabra coronavirus, Trump compareció ante la prensa y dijo que quería anunciar nuevas medidas «en la guerra contra el virus chino».

Ante la pregunta de por qué insiste en referirse así al nuevo coronavirus, Trump se limitó a responder que «viene de China» y dijo que la expresión «no es racista en absoluto».

«Tengo un gran amor por toda la gente de nuestro país. China dijo en algún momento que (el coronavirus) lo causaron soldados estadounidenses y eso no vamos a permitirlo», afirmó Trump.

El mandatario se pronunció así horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) criticara el uso de esa expresión al subrayar que «este virus no tiene fronteras» y que «es importante ser cuidadosos con el lenguaje» y no relacionarlo «con una etnia» o nacionalidad en concreto.

«La pandemia de gripe de 2009 se originó en Norteamérica, y no por ello la llamamos ‘gripe norteamericana», señaló en una rueda de prensa el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

El Ministerio de Exteriores chino también se ha quejado, al destacar que Estados Unidos debería «ocuparse de sus propios asuntos» en lugar de estigmatizar a China.

El afán de Trump por subrayar esta semana la expresión parece tener que ver con el hecho de que un portavoz del Ministerio chino de Exteriores compartiera la semana pasada una teoría según la cual el Ejército estadounidense podría haber introducido en su país el coronavirus cuando visitó la zona de Wuhan en octubre.