Tras las numerosas críticas que hizo en Bruselas a sus socios de la OTAN, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó a Londres y lanzó sus primeros dardos hacia el plan de salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Luego de varias exigencias y cuestionamientos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, logró un aumento en el gasto militar por parte de sus socios de la OTAN, de al menos 33 mil millones de dólares.

Luego partió a Reino Unido para continuar con su gira europea y arribó en Londres en un momento de debilidad interna en el gobierno de la primera ministra Theresa May.

Publicidad

Trump cuestionó el plan oficial presentado por May sobre cómo será la relación del Reino Unido con la Unión Europea tras su salida del bloque, y aseguró que no fue aquello por lo que votó el pueblo británico.

En respuesta, la premier británica insistió en que su proyecto cumple con el resultado del referéndum de 2016.

Los principales actos oficiales de Trump, como su encuentro con la primera ministra y con la reina Isabel II, se realizarán fuera de Londres para evitar las numerosas protestas en rechazo a la visita del mandatario estadounidense.