Por unanimidad, el legislativo dio luz verde a la primera reforma constitucional que propone el Gobierno de Martín Vizcarra para combatir la corrupción que afecta a las más altas instituciones del país.

El Congreso aprobó reemplazar el Consejo Nacional de la Magistratura, un organismo que fue intervenido tras revelarse los polémicos audios en los que sus miembros pactaban nombramientos y sentencias.

Esta propuesta es uno de los cuatro proyectos que además buscan la prohibición de la reelección de congresistas, el establecimiento de una legislatura bicameral y nuevos parámetros para la financiación de los partidos.

El presidente Vizcarra podría disolver el Congreso y convocar a elecciones si los parlamentarios no aprueban todo el paquete de medidas anticorrupción a tiempo para someterlo a un referéndum en diciembre.