Voceros y mandos de la guerrilla ratifican que por la forma como ha marchado la instalación de los campamentos en los que las Farc entregarán sus armas no podrá cumplir el plazo fijado de su duración, que fue de 180 días. Según Antonio Losada hoy estarían listos sólo cuatro de los 26 campamentos convenidos y a este paso los 180 días se podrían cumplir sin que terminen de ser construidos.