Dos tramos completos de viviendas desaparecieron al ser arrasados por la lava del Volcán Kilauea en Hawái que no da tregua y un popular lugar de vacaciones está a punto de ser destruido.  

Impresionantes imágenes grabadas por el Servicio Geológico de Estados Unidos muestran que la lava del volcán Kilauea en Hawái no da tregua y que sigue causando destrucción a su paso.

Un rio de lava alcanzó a recorrer aproximadamente 50 kilómetros hasta llegar a la Bahía de Kapoho, un reconocido lugar de vacaciones, y arrasó con un vecindario completo de casi 280 casas.

El río de roca fundida alcanzó los 4 metros de altura. La Defensa Civil le advirtió a los residentes, ya evacuados, evitar la zona debido a las nubes toxicas que se forman cuando la lava se mezcla con el agua del mar, que produce ácido clorhídrico y partículas de vidrio volcánico.

La cifra total de casas destruidas desde que el volcán comenzó erupción, hace más de un mes, alcanza las 400.