Xiao Xiao nació en Wuhan el 5 de febrero y contrajo la enfermedad directamente de su madre; lo impresionante es que está recién nacida estuvo 17 días en cuidados intensivos y logró curarse sin ningún tipo de medicamento.

Según informó el periódico People’s Daily, al nacer, la bebé fue llevaba a la unidad neonatal porque los médicos creían que podía tener el Covid-19, debido a que a la hora del parto su madre ya estaba contagiada.

Al realizar los análisis en la menor, estos dieron positivo y de inmediato empezaron a tratar la infección que Xiao tenía en el pecho, pero los médicos notaron que los síntomas eran leves y decidieron no darle antibióticos.

Tras dos semanas bajo observación médica, la recién nacida mejoró satisfactoriamente, “se recuperó completamente del coronavirus pero también de su afección cardíaca”, dijo el doctor Zeng Lingkong, director del Departamento de Neonatología del Hospital de Niños de Wuhan, al medio británico.

La bebé creció y aumentó de peso durante su paso por el hospital y fue dada de alta para que sus familiares cuiden de ella; sin embargo, su madre permanece en cuarentena.