Los apoderados del Presidente de la Corte Constitucional son un penalista, un constitucionalista y un procesalista. El penalista es uno de los más reconocidos del país, Yesid Reyes Alvarado, quien ha sido Consejero de las Naciones Unidas, Conjuez de las altas cortes y es el hijo de Alfonso Reyes Echandía, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia asesinado durante la sangrienta toma del Palacio. Reyes dice que en las declaraciones que dieron origen a la denuncia, no hay ninguna afirmación que pueda considerarse como injuriosa o calumniosa. “La defensa se encaminará justamente a demostrar que ninguna de las afirmaciones contenidas en ese reportaje son constitutivas de un delito”, dice el Doctor Reyes. El constitucionalista es Alfredo Beltrán Sierra, ex Presidente de la Corte Constitucional y Magistrado del mismo tribunal hasta junio de 2006. Beltrán asegura que al asumir la defensa del Presidente de la Corte, está también defendiendo la independencia de la justicia amenazada según él por las circunstancias actuales. “me parece que es muy interesante tener en cuenta si tal vez de lo que se trata no es de utilizar una denuncia penal con una cierta finalidad de carácter político en el momento en el que el país desafortunadamente está padeciendo de una alta polarización y de una inocultable violencia de carácter político”, aseguró el Abogado Beltrán. El tercero en la fórmula es el abogado, profesor universitario y columnista del Espectador, Ramiro Bejarano, reconocido como uno de los mayores especialistas del país en derecho Procesal.