Para la excogresista Yidis Medina, que fue reconocida como víctima de los montajes e interceptaciones del DAS en la época del gobierno Uribe, es injusto que un juez le haya otorgado la libertad condicional al exsecretario Bernardo Moreno, quien fue condenado por estos ilícitos en abril de 2015, pues no considera que se haya cumplido el requisito obligatorio de ofrecerle disculpas públicas al comprobarse las operaciones que ejecutaron en su contra.

El juez de ejecución de penas le concedió la libertad a Moreno a condición de reparar materialmente con 20 millones a Yidis Medina y simbólicamente con una publicación en que le pidiera disculpas.

Publicidad

“Los suscritos ofrecemos excusas públicas a Yidis Medina Padilla por las conductas referenciadas en la sentencia de única instancia proferida por Corporación (Corte Suprema de Justicia) el día 28 de abril de 2015”.

El 31 de mayo de este año, Bernardo Moreno y María del Pilar Hurtado publicaron este aviso en el periódico Vanguardia Liberal, solo en la edición de Barrancabermeja, y no en todo el departamento de Santander, como ordena la sentencia.

La justicia colombiana comprobó que Bernardo Moreno delinquió ordenando seguimientos ilegales a Medina.

La Fiscalía comprobó también que Bernardo Moreno le ordenó a la directora del DAS María del Pilar Hurtado y al director de Inteligencia Fernando Tabares, espiar y recolectar información sobre Gustavo Petro, Piedad Córdoba, la Corte Suprema de Justicia y el periodista Daniel Coronell en una reunión en el Metropolitan Club de Bogotá.

En el juicio en su contra Bernardo Moreno le dijo a los magistrados que el presidente Álvaro Uribe le pedía constantemente información sobre la ex senadora Piedad Córdoba y aunque el caso es verdad judicial, al tener libertad condicional, los abogados de Moreno insistieron en que alegaran su inocencia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.