Las discusiones, los malos entendidos y los desacuerdos forman parte de la relación de pareja, sin embargo, hay muchas maneras de comunicar nuestras emociones, y algunas de ellas son altamente destructivas.