La captura de Jesús Santrich, uno de los directivos del partido FARC, traerá implicaciones no solo para la implementación de la paz, sino para las elecciones presidenciales. En eso coinciden varios analistas consultados, quienes aseguran que los primeros beneficiarios serán los candidatos.