El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, llegó a la Casa de Nariño, donde se reunirá con el presidente Gustavo Petro.

Una gira “poco usual”

Por: AFP

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, inició este lunes en Colombia una gira por América Latina, donde estrechará lazos con aliados clave que desde hace poco son dirigidos por presidentes izquierdistas. 

En la agenda están la implementación del Acuerdo de Paz de 2016, la lucha contra el narcotráfico y sus consecuencias para la seguridad, la salud, el medioambiente y también la inmigración y protección de los migrantes venezolanos, que Washington juzga como “modelo para la región”.

En la investidura del presidente Petro, funcionarios estadounidenses dijeron estar dispuestos a un diálogo “abierto y honesto” con el nuevo mandatario colombiano sobre la guerra antidrogas, a la que Petro quiere poner fin por considerar que fracasó.

Colombia, que ha vivido varias décadas de conflicto interno, es el primer productor mundial de cocaína y Estados Unidos su principal mercado.

El miércoles Blinken viajará a Chile y se reunirá con el presidente Gabriel Boric, un exlíder estudiantil de izquierda de 36 años, que se posesionó en marzo pasado.

Finalmente, el secretario de Estado viajará a Lima el jueves y viernes para participar en la Asamblea General anual de la Organización de Estados Americanos (OEA), el principal foro político de la región que depende de Washington para su presupuesto anual en más de 50%.