El objetivo de la iniciativa, radicada en la Cámara de Representantes, es evitar las congestiones que producen los choques simples que se presentan con frecuencia en las calles creando caos vehicular y afectando la movilidad en las principales ciudades del país.

“Esperamos que el ciudadano tenga mejor calidad de vida y por eso hemos presentado este proyecto de ley,  para que cuando existan este tipo de choques, simplemente se tome la foto y la autoridad competente o el seguro solucione el problema”, sostuvo Edward Rodríguez, representante a la Cámara por el Centro Democrático.

Por lo general, los conductores, por mínimo que sea un choque, esperan, como lo sugiere la ley, a que una autoridad de tránsito se haga cargo del accidente y levante un croquis para poder mover los vehículos involucrados.

Se estima que en Bogotá ocurren cerca de 500 choques simples al día y las autoridades tardan entre una hora y media o dos para hacer el proceso de levantamiento del croquis.

Los vehículos involucrados en el incidente deben tener seguro de responsabilidad civil extracontractual y el uso de la tecnología para enviar imágenes y otros elementos probatorios que permitan determinar responsabilidades sin interrumpir el tránsito.