Colombia y Rusia consideran esta noche superado el incidente diplomático que tuvieron en los últimos días, a raíz de las preocupaciones del Gobierno colombiano por la asistencia militar rusa al régimen de Venezuela, de Nicolás Maduro.

Asimismo, la posibilidad de que armamento ruso termine en manos de los grupos guerrilleros colombianos.

Antes de todo, debo decir que el ministro de Defensa nos aseguró que sus palabras sobre injerencia en relaciones de Colombia fueron tergiversadas (…) aquí hemos esclarecido la situación”, dijo el embajador de Rusia en Colombia, Nikolái Karlovich Tavdumadze.

Te puede interesar: Fenalco pide agilizar las medidas para frenar la alta inflación

El ministro de Defensa, Diego Molano, explicó por qué razón él dice que los periodistas lo tergiversaron en la declaración que fue el origen del incidente.

Lo que afirmé en la reunión es que el término injerencia rusa se hizo por parte de la pregunta del periodista y que lo que yo afirmé es que había en la frontera una confrontación entre grupos armados organizados y que allí había una movilización de tropas de las fuerzas militares bolivarianas que tenían una confrontación y que había apoyo y asistencia técnica de Rusia a esas tropas”, aclaró Molano.

Mira también: Defensoría del Pueblo reitera llamado para liberar a secuestrados del país

La vicepresidente y canciller Marta Lucía Ramírez, aseguró que Rusia se comprometió a que ningún armamento que le facilite para la ayuda al régimen venezolano va a terminar en manos de grupos terroristas colombianos o para atacar a Colombia.

Requerimos nosotros que no haya el más mínimo riesgo de que la cooperación militar que existe entre Rusia y Venezuela desde mucho tiempo atrás, pues no vaya, eventualmente, por descuido, a terminar cualquier equipo militar ruso en manos de grupos ilegales que hacen presencia en la frontera”, precisó Ramírez.