El Consejo de Estado negó la pérdida de investidura del senador Antanas Mockus, al no encontrar que el congresista incurriera en inhabilidad para decretar su muerte política.

En la acción legal radicada en julio de 2018, se insistía en que Mockus estaba inhabilitado para llegar al Congreso por haber intervenido en la celebración de contratos con entidades públicas a través de la Fundación Corpovisionarios.

La demanda argumenta que Mockus prestó su nombre para atraer una gran votación que ayudó a que el Partido Verde obtuviera nueve curules en el Senado.