El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba envió una carta al embajador de Colombia en este país, Juan Manuel Corzo para manifestar su «sorpresa y rechazo» a las declaraciones del alto comisionado de paz, Miguel Ceballos.

Esto, luego de que afirmara que la inclusión de Cuba entre los países que apoyan el terrorismo fue un “espaldarazo al Gobierno colombiano”.

Conozca la carta completa 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, saluda al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Colombia y traslada su sorpresa y rechazo sobre las declaraciones del 13 de mayo de los corrientes del Sr. Miguel Ceballos Arévalo, Alto Comisionado para la Paz del gobierno de Colombia, en las cuales afirma que la inclusión de Cuba entre los países que supuestamente no colaboran con los esfuerzos de EE.UU. en la lucha contra el terrorismo, fue un espaldarazo del gobierno estadounidense al gobierno de Colombia en la solicitud a Cuba de que sean entregados los miembros de la delegación de paz del ELN que se encuentran en La Habana.

Lo que se desprende de los comentarios del Alto Comisionado para la Paz es que el gobierno de Colombia ha facilitado los argumentos para los propósitos agresivos de los Estados Unidos contra Cuba.

Como conoce ese Ministerio, la delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia está en Cuba a solicitud del gobierno colombiano y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), cuando en mayo del 2018 el proceso de paz se trasladó a La Habana a partir de una solicitud oficial de las Partes, ante el abandono intempestivo de Ecuador de su condición de sede.

Las autoridades cubanas expresamente establecieron como condición a la delegación del ELN, que se atuviera única y estrictamente, al exclusivo propósito de su presencia en Cuba: negociar la paz en Colombia.

Desde el 8 de agosto del 2018, el actual gobierno de Colombia, al más alto nivel, mantuvo múltiples intercambios con Cuba y el propio Alto Comisionado para la Paz, Sr. Ceballos Arévalo, con el ELN, en aras de continuar los diálogos, solicitando a Cuba facilitar las comunicaciones y trasladar mensajes en ese sentido, constituyendo estos intercambios un reconocimiento tácito al papel de garante de Cuba y a la presencia legítima de la delegación de diálogos del ELN en su territorio.

Esta situación cambió abruptamente a raíz del atentado ocurrido en la Escuela de Cadetes de Policía de Bogotá el 17 de enero de 2019. Desde el primer momento, tanto el Presidente de la República de Cuba, como el Ministro de Relaciones Exteriores, expresaron públicamente sus condolencias al gobierno y pueblo colombianos, en particular a los familiares de las víctimas del atentado, y reiteraron la firme posición de nuestro país de rechazo y condena a todos los actos, métodos y prácticas terroristas en todas sus formas y manifestaciones.

Como respuesta a esa acción, el gobierno colombiano tomó acciones políticas y legales contra la delegación de paz del ELN que se encontraba en Cuba, entre ellas, desconocer el Protocolo de Ruptura, reactivar las órdenes de captura en Interpol de los guerrilleros y solicitar su extradición.

Como conoce ese Ministerio el 5 de abril del 2016 se firmó por las Partes y los seis países garantes, un Protocolo de Ruptura que establecía el regreso seguro de la delegación guerrillera a Colombia en caso de romperse los diálogos.

La postura de Colombia de desconocer acuerdos suscritos por el Estado colombiano con miembros de la comunidad internacional no solo es violatoria del Derecho Internacional, sino que significa un negativo precedente para la solución negociada de conflictos armados. Cuba está obligada a cumplir lo acordado con las Partes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores insta al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia a aclarar si la afirmación formulada por el Sr. Ceballos Arévalo constituye la posición oficial de ese gobierno.

Este Ministerio requiere conocer cuál es la postura del Gobierno de Colombia sobre la condición de los Garantes en el proceso de Paz, en particular la de Cuba.

El Ministerio de Relaciones Exteriores solicita al Gobierno de Colombia que declare su posición oficial acerca de las razones que le atañen para la inclusión de Cuba en la lista elaborada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y aclare cuál fue el papel y la postura de sus funcionarios en los intercambios previos realizados con los Estados Unidos al respecto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, al tiempo que reclama del gobierno colombiano seriedad y responsabilidad ante un tema tan sensible, se vale de esta oportunidad para expresar al Honorable Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Colombia su consideración.

La Habana, 29 de mayo de 2020
“Año 62 de la Revolución”