El inhabilitado alcalde de Medellín Daniel Quintero interpuso ante la CIDH una solicitud de medida cautelar que le indique al Estado Colombiano que debe reintegrarlo a sus funciones como máxima autoridad municipal, así como una extra que garantice protección a su familia.

El proceso se da en medio del pedido masivo de distintos sectores de la ciudadanía que siguen alzando la voz para que Daniel Quintero Calle sea reintegrado al cargo para el cual fue electo democráticamente y, según manifiestan, suspendido de manera inconstitucional por la procuradora Margarita Cabello.

Quintero Calle sostuvo una reunión con Joel Hernández, relator de la CIDH para Colombia; Tania Renom, secretaria ejecutiva, María Claudia Pulido, secretaria ejecutiva adjunta; y Fernanda Dos Anjos, coordinadora de medidas cautelares.

También puedes leer: “Si yo pudiera presentarme a la reelección, estoy seguro que estaría en la pelea y sería reelecto”: Iván Duque antes de las elecciones

“El día viernes hicieron observaciones al Gobierno colombiano porque observan con preocupación lo que viene pasando en el país. En Colombia hay un riesgo gigante de que se rompa la democracia, un gobierno al que se le ha agotado el camino democrático hoy está recurriendo a todas las estrategias inconstitucionales y violatorias del derecho internacional para atornillarse en el poder”, expresó Quintero.

Quintero reiteró que el Estado colombiano debe garantizar el equilibrio en sus decisiones en procesos administrativos o judiciales.

Además, mencionó que, en cumplimiento de la sentencia de la CIDH en el caso de Gustavo Petro, no se puede permitir que una autoridad administrativa intervenga para sancionar a un funcionario elegido por voto popular.