Mediante una constancia, el Partido Liberal desmintió las declaraciones del presidente de la Cámara de Representantes, David Racero, en la que señaló que desde el Congreso se financian los almuerzos a los miembros del parlamento.

En el documento, emitido por el vocero de la colectividad Carlos Ardila, catalogaron las palabras de Racero como “expresiones desobligantes” y que fueron emitidas “de manera imprecisa, generalizada, indeterminada y desacertada”.

“Es mentira que la Cámara de Representantes suministra almuerzos a sus integrantes. Cada miembro, cada integrante, cada representante asume los costos de su almuerzo, o de sus refrigerios, cosa parecida“, comenta Ardila al inicio de su comunicación.

“De manera atenta, pero enérgica, invitamos al presidente de esta corporación, al representante David Racero, a que corrija lo que ha expresado en diferentes medios de comunicación. No es cierta la información que ha entregado, no es precisa. En el plan de compras de esta corporación no existe un rubro que se destine a la alimentación de representantes a la Cámara, añade.

Acto seguido, Ardila descalificó el tono con el que Racero expresó sus declaraciones, calificando como una ‘sinvergüenzería’ contratar un servicio de almuerzos para los representantes a la Cámara.

“Decirle a la opinión pública que nos vamos a ahorrar lo que no nos gastamos es unasinvergüenzería'”, concluye.

Por su parte, otros siete representantes (dos de Cambio Radical, dos de Centro Democrático, dos del Partido Conservador y una de Liga Antocorrupción) se sumaron a la solicitud rechazando las declaraciones de Racero.

Los firmantes del comunicado fueron Carolina Arbeláez (Cambio Radical); Jorge Méndez (Cambio Radical); Miguel Polo Polo (Centro Democrático); Juan Espinal (Centro Democrático) Marelen Castillo (Liga anticorrupción); Ciro Rodríguez (Conservador); Juan Peñuela (Conservador)

También puedes leer: Carlos Hernán Rodríguez, nuevo contralor general de la República

“Algunos son conchudos”

David Racero tuvo que rectificar las declaraciones que entregó el pasado miércoles, aclarando que son “algunos congresistas” los que insisten en que se les financie su almuerzo.

“Como dije en medios, son unos congresistas los q insisten q la Cámara debe darles el almuerzo. Ellos son los conchudos. Pero me place decir que la mayoría tiene conciencia plena que, aunque tengamos sesiones largas e intensas, asumen por su cuenta la alimentación y están hasta el final“, explicó en un trino.