Por medio de un documento dirigido al presidente Juan Manuel Santos, a los expresidentes del Gobierno español Felipe González y de Uruguay, Pepe Mujíca, así como altos cargos del Gobierno, la Farc sostienen que “la paz atraviesa uno de sus momentos más difíciles tras la firma del Acuerdo”.

Para la antigua guerrilla reformas fundamentales como “la jurisdicción Especial para la Paz, fue desfigurada en los debates del parlamento. La Reforma Política se hundió en el convulso mar de la politiquería. No mejor suerte corrieron las Circunscripciones Territoriales  Especiales de Paz. Siguen en prisión más de 600 integrantes de las Farc”.

El documento denuncia que “la Fiscalía ha bloqueado en el Congreso la aprobación de la ley de tratamientos penales alternativos para pequeños cultivadores, sin cuya aprobación es imposible poner en marcha los programas de sustitución de cultivos”.

Así las cosas, las Farc sostienen que “los Acuerdos de Paz de La Habana no han tenido un compromiso del Estado, ni de cumplimiento por el conjunto de la institucionalidad”.

Estas son las preocupaciones enunciadas en el documento

  • Nos preocupa la falta de estrategia de reintegración acompañada de planes y recursos concretos que permitan su éxito.
  • Creemos que se necesitan esfuerzos a mayor escala, incluso proporcionando tierras para proyectos productivos.
  • Compartimos la profunda preocupación por los vacíos de autoridad en muchas áreas y la inseguridad resultante para las comunidades a medida que grupos ilegales se movilizan para llenar el vacío.
  • Seguimos viendo asesinatos de líderes sociales y algunos ex miembros de las Farc.
  • Un tercer punto de preocupación han sido las incertidumbres legales, especialmente para los miembros de Farc.

La guerrilla advirtió que de no cumplir con el compromiso esencial de hacer actividad política, después de la entrega de las armas, “tendría repercusiones muy graves para el proceso y no sería entendido ni aceptado por la comunidad internacional”.

Asimismo, piden “tierras tituladas para desarrollar allí nuestros proyectos productivos y de vida. Hasta el día de hoy no hemos recibido el primer centímetro de tierra para ese propósito. Que se empiece a formalizar, sin temor, a los campesinos que actualmente la ocupan y se les de tierra a aquellos que no la tienen o la tienen de manera insuficiente. Todos queremos ver el inicio de la materialización de los compromisos del gobierno dirigidos a dignificar la vida en el campo”.

Conozca el documento en el que Farc expresa sus preocupaciones tras un año de la implementación de los acuerdos de paz

Redacción Internet – CM&