Una nueva controversia quedó abierta en este proceso electoral debido a una declaración dada por el precandidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, quien en un evento de plaza pública realizado en Manizales, invitó a la ciudadanía a que no vendan el voto pero que “sí van a querer esos $50.000, cójanlos, compren carne, compren huevos si se puede, compren el mercado del otro día, si alcanza, pero voten por Petro”.

La declaración del candidato que hoy encabeza las preferencias electorales en todas las encuestas no deja de llamar la atención porque la compra de votos es un delito penal y siendo él un dirigente que aspira a dirigir el país, exhortar a los ciudadanos a recibir dinero, fruto de un acto ilegal, con seguridad que lo pondrá a dar explicaciones.