Tras la decisión del Gobierno de citar la primera reunión con la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, el expresidente César Gaviria se pronunció.

En una carta dirigida a la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, Gaviria manifestó que no asistirá a este encuentro.

Su principal argumento es que “no es útil atener reuniones cuando es claro que el convocante no quiere escuchar opiniones distintas, ni le interesa en absoluto compartir sus ideas sobre lo que debe ser nuestra política exterior”.

El exmandatario cuestionó el manejo de las relaciones exteriores por parte del Gobierno del presidente Iván Duque.

Tampoco me interesa recibir información sobre decisiones de política exterior ya tomadas y con las que tengo grandes discrepancias, no expresadas públicamente, como las de intervenir de múltiples maneras en el reciente debate electoral de los Estados Unidos”, señaló.

Finalmente, fue enfático al afirmar que “cuando haya un Gobierno que quiera construir consensos nacionales sobre la dirección de nuestra política exterior” estará atento a aportar lo que pueda en esa dirección.