El candidato a la presidencia por la Coalición Centro Esperanza, Sergio Fajardo, instó a votar en paz, pero expresó sus dudas sobre la transparencia electoral.

Este domingo y a través de su cuenta de Twitter, el aspirante Fajardo votó y reafirmó su compromiso “con Colombia”.

Conozca más: “Hoy confío en mi pueblo, es hora de la confianza”: carta de Petro a los colombianos

“Votemos en paz. Todas las personas invitadas a votar, voten por mí (…) Colombia va a cambiar necesariamente, no podemos seguir por donde vamos, hay un estallido social, una crisis social profunda“, expresó Fajardo tras votar.

Fajardo se refirió a las dudas sobre la transparencia del proceso electoral luego de las fallas en el preconteo de las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo y dijo: “No tengo confianza en la Registraduría, lo que ha pasado en Colombia es muy serio”.

Pese a ello, manifestó que no pretende convertir al país “en un polvorín”, pero indicó que “la forma en que se han comportado quienes conducen el proceso ha sido muy riesgosa, ponen en riesgo muchas situaciones en nuestro país”.

Lea más: “Le madrugué a la democracia”: Rodolfo Hernández y se va a casa a dormir

Por eso pidió que “los observadores hagan todo su trabajo, que los jurados hagan su trabajo y que todas las personas tengamos una actitud paciente, que miremos con cuidado antes de precipitarnos a cualquier reacción, eso es lo que yo entiendo por respetar los resultados, que haya muchos ojos, que no ha habido, pero esperemos que hoy sí los haya”.

El candidato aseguró que en este momento “Colombia tiene rabia, Colombia tiene miedo, Colombia está indispuesta e indignada”, así que invitó a los electores a “cuidarla”.

Quizás le interese: Con tranquilidad avanza la jornada electoral en Colombia, según la Policía

“Nunca en mi vida había visto a Colombia como está hoy, por eso soy reiterativo en que a Colombia hay que cuidarla“, declaró el exalcalde de Medellín, y advirtió que esa “mezcla de miedo, rabia, inconformidad, indignación y tristeza es muy difícil de manejar”.

“Hay que tener mucho cuidado porque una chispa puede prender algo que nosotros no queremos ni nos merecemos“, aseguró.