La antigua guerrilla y ahora partido político, FARC, invitó a todos aquellos que han dejado su disciplina se unan a ellos en su vía legal, aunque no se hace una mención directa a ninguno de sus militantes.

«Invitamos a quienes, en razón de diversos argumentos se han retirado de sus filas, a regresar y reforzar la lucha por el completo cumplimiento de lo acordado en La Habana», dice el documento publicado, tras celebrarse el segundo Consejo Nacional de los Comunes.

La comunicación se conoce luego de la gran incertidumbre que existe en el país por el paradero de Luciano Marín Arango, alias «Iván Márquez», jefe negociador de paz y considerado en su momento como número dos de la antigua guerrilla y de Hernán Darío Velásquez, alias «El Paisa», exjefe de la columna Teófilo Forero, una de las más violentas de la antigua guerrilla.

Los dos militantes, en compañía del también exlíder de las Farc, Henry Castellanos Garzón, alias “Romaña”, renunciaron a sus esquemas de seguridad hace semanas y se desconoce su paradero, lo que ha generado numerosas especulaciones.

Así las cosas, la FARC rechazó «de manera enfática» lo que consideran un «uso indebido» de sus «símbolos históricos», así como «de la memoria» de sus fundadores.

Además, denuncian el asesinato de 75 exguerrilleros «en medio de una aterradora ola de exterminio contra dirigentes sociales y populares.