El ministro del Interior, Guillermo Rivera, condenó los incidentes durante las manifestaciones políticas hoy en Cúcuta y Popayán, y a nombre del gobierno pidió que los partidos y candidatos acuerden normas mínimas para desarrollar una campaña electoral sin violencia y con respeto por los demás.

 Precisamente cuando se desarrollaba en Bogotá una reunión de la Comisión Nacional de Garantías Electorales, tenían lugar los sucesos en Popayán con la campaña del líder del Centro Democrático, Álvaro Uribe, y en Cúcuta con el candidato presidencial Gustavo Petro, lo que llevó al ministro del Interior, Guillermo Rivera a hacer un llamado a la cordura de los activistas políticos.

El ministro Rivera rechazó el saboteo de la manifestación uribista en la capital caucana y dijo que para el gobierno es necesario que los partidos y candidatos hagan todos los esfuerzos porque la campaña sea de ideas y no de agresiones.

El Gobierno nacional advierte que algunos alcaldes están aplicando más el Código de Policía y pretenden imponer pólizas de seguros para las manifestaciones políticas.

“El Gobierno observa que algunos alcaldes están considerando las manifestaciones políticas como aglomeraciones, es decir como conciertos o actividades de recreación y están exigiendo pólizas. Eso no se aplica a las reuniones políticas, porque es un derecho fundamental que establece la Constitución y que la Corte Constitucional ha definido con claridad que tienen libertad de congregación”, dijo el ministro Rivera.

La Misión de Observación Electoral (MOE) también está preocupada por las alcaldías que pretender impedir las manifestaciones políticas de algunos candidatos imponiéndoles obligaciones que no establecen las leyes.

En consecuencia, el Gobierno anunció que convocará a una asamblea de alcaldes después del 11 de marzo para definir las reglas de las manifestaciones políticas para la campaña presidencial.