Por presuntas irregularidades en la celebración de un contrato para combatir la pandemia del coronavirus, le fueron imputados cargos al actual alcalde de Necoclí, Antioquia.

El mandatario local Jorge Augusto Tobón Castro, habría celebrado un acuerdo para la población del municipio, al parecer, con un sobrecosto de más de 50 millones de pesos.

Junto al alcalde Tobón Castro, el ente investigador le formuló cargos por el delito de peculado por apropiación contra el actual secretario de Educación de Necoclí, Elías Manuel Carmona Ramírez.

Además, a la contratista María Luisa Cuesta Machuca, representante legal de la Corporación Stage Events.

El Grupo de Tareas Especial del COVID-19 de la Vicefiscalía General, evidenció que los tres judicializados celebraron un contrato con sobrecostos para el suministro de mercados, agua y productos de cosechas.

También para implementos de bioseguridad, alimentos para animales en situación de calle y accesorios para bebederos y comedores, ante la emergencia por el coronavirus.

El contrato de 450 millones de pesos fue firmado por Cuesta Machuca el 28 de marzo y habría generado un detrimento superior a $139 millones.

De estos, más de $50 millones por concepto de sobrecostos y cerca de $89 millones, al parecer, fueron entregados a la contratista sin ninguna justificación.