La perspectiva que tiene al vivir fuera del país le permite a Íngrid Betancourt analizar con cabeza fría el panorama electoral de 2022. En entrevista con NotiCentro 1 CM& afirmó que no quiere extremos, y sí un centro fuerte.

“Los extremos lo que nos proponen es una política de odio, de miedo, de confrontación para que no veamos lo que está pasando y no solucionemos”, afirmó la excandidata presidencial.

 

Le puede interesar: Un soldado fallecido y cinco heridos tras la activación de un campo minado en Dagua, Valle

 

Al preguntarle si los extremos son Gustavo Petro y Álvaro Uribe, Íngrid Betancourt respondió:

“Sí, porque básicamente la lógica de esos dos polos es, primero uno no puede decir que quién no piensa como yo es un bandido, un criminal, y es básicamente lo que ellos han jugado, entonces eso hay que acabarlo”.

Respecto al senador Gustavo Petro, afirmó:

“Petro tiene una concepción del país en el cual hay que llegar a tumbar todo, llegar a hacer una limpieza, pero pasando cuentas de cobro y expropiando, haciendo de la política tributaria una especie de instrumento punitivo para pasar cuentas de cobro, y no queremos eso”.

Y sobre el expresidente Álvaro Uribe, dijo:

 

Vea también: Un soldado fallecido y cinco heridos tras la activación de un campo minado en Dagua, Valle

 

“El tema de Uribe es que los tiempos cambiaron, es decir, él le aportó a Colombia la posibilidad de la paz derrotando a la Farc militarmente, eso lo construyó con unos mensajes muy fuertes de exterminio, pero ya no”.

Dice que la Coalición de la Esperanza, el Partido Verde, sí supera sus dificultades, y Alejandro Gaviria deben estar unidos.

Por otro parte, Íngrid Betancourt alista maletas para regresar al país y participar en las elecciones presidenciales de manera activa, aunque no de candidata por el momento.