Las polémicas condiciones que ha puesto el candidato Rodolfo Hernández, para que se lleve a cabo el debate que ordenó el Tribunal Superior de Bogotá, han dado mucho de que hablar.

Esta vez, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), se ha pronunciado sobre las condiciones que propone Hernández, afirmando que no solo impide el trabajo de los medios de comunicación, sino que niega a los ciudadanos el derecho a estar informados.

En principio, la FLIP asegura que las acciones de Hernández, respecto al debate presidencial, son una “estrategia” que obstaculiza a los medios de comunicación, para que “hagan un cubrimiento a fondo de sus propuestas”.

En contexto: Las polémicas condiciones de Rodolfo Hernández para debatir con Gustavo Petro

Sumado a esto, aseguran que la posición que ha tomado el candidato, es un obstáculo para que la ciudadanía vote informada.

“Impide que la ciudadanía vote de manera informada y que se genere un debate robusto frente a sus propuestas”, afirma la FLIP.

Lo anterior argumentándolo bajo el derecho que se tiene como ciudadano de ser informado.

Finalmente, la FLIP hace un llamado al ingeniero Rodolfo Hernández, para que asista al debate, “respetando las decisiones de quien organiza este espacio en cuanto a su diseño y su contenido”.