Los aciertos y desaciertos del exministro Guillermo Botero

Didier Chica - 7 de noviembre del 2019

Entre aciertos y desaciertos terminó la gestión del exministro, Guillermo Botero, después de un año y tres meses al frente de la cartera de Defensa.

Lea también: General Nicacio Martínez asegura que si hubieran sabido que había menores no hubieran bombardeado

El combate contra los cultivos de uso ilícito, el aumento de la violencia en la región del Cauca, el fantasma de los falsos positivos y el bombardeo contra las disidencias de las Farc en el que murieron ocho niños detonaron la salida del ministro.

Con la polémica propuesta de regular la protesta social, empezó la gestión del exministro Guillermo Botero quien denunció la infiltración de grupos armados en las movilizaciones de organizaciones sociales sindicales y campesinas.

Bajas en combate

La denuncia del New York Times sobre la directriz del Ejército para aumentar las bajas en combate, revivió el fantasma de los falsos positivos y puso en la lupa la gestión del exministro Botero.

Dimar Torres

La sombra de los falsos positivos aumentó con el crimen del exguerrillero de las Farc, Dimar Torres, que estaba en proceso de reincorporación en el Catatumbo, Norte de Santander.

Fotos en la ONU

Uno de los errores políticos que más le ha costado al Gobierno Duque fue el informe de inteligencia que presentó el presidente ante Naciones Unidas con falsas fotos del Eln en Venezuela, un informe que pasaba por las manos del ministro de Defensa.

Controversias con la JEP

Otra de las controversias del exministro fue con la Justicia Especial para la Paz.

Bombardeo disidencias

Lo que detonó su salida fue el ocultamiento de la muerte de ocho menores en un bombardeo de las Fuerzas Armadas contra las disidencias de las Farc en Caquetá.

Después de su renuncia varios congresistas proponen un gran acuerdo nacional y le piden al Gobierno cambió la política de seguridad nacional.