El Gobierno nacional a través del alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, confirmó que conocía la intención de Everth Bustamante de viajar a La Habana, sin embargo, manifestó que el exsenador no fue autorizado para adelantar cualquier tipo de gestión que es materia exclusiva del comisionado de paz.

Ceballos indicó que el exsenador viajó a la isla “por decisión, cuenta y riesgo propios”, y certificó que “no concedió ninguna autorización al señor Bustamante García, para actuar ni interlocutar con el ELN en nombre del Gobierno nacional, en materias relacionadas con eventuales diálogos de paz que son de su exclusiva competencia, circunstancia que ha sido reconocida públicamente por el propio exsenador de la República”.

Publicidad

 “Cualquier reunión o contacto que el señor Everth Bustamante hubiese podido tener con miembros del ELN, no pudo ni debió haberse referido a temas privativos de la competencia constitucional y legal del alto comisionado para la Paz”, agregó el alto comisionado.

El funcionario se refirió a “las restricciones basadas en el cumplimiento de la Ley de Orden Público (Ley 418 y sus prórrogas), según las cuales, solamente podrán tener contacto con miembros del grupo armado ELN, cuyas órdenes de captura se encontraren suspendidas en su ejecución, aquellas personas autorizadas por el Gobierno nacional a través del Alto Comisionado para la Paz”.