«La situación de orden público es muy grave», atina a decir sin titubeos la senadora Paloma Valencia, quien junto con su colega María Fernanda Cabal forma, quizá, la dupla más caracterizada de congresistas que agitan los postulados del Centro Democrático y defienden a raja tabla las ideas y políticas del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En diálogo con NotiCentro1 CM&, tanto Paloma Valencia como María Fernanda Cabal, reclamaron el regreso de la Política de Seguridad Democrática que rigió en Colombia entre 2002 y 2010, durante los dos mandatos presidenciales del hoy senador Uribe Vélez.

«El presidente Duque, por pretender cobijar más posiciones, se desconectó de las banderas originales del Centro Democrático, que son las banderas uribistas, pero aún tiene tiempo de conectarse con esas banderas: Seguridad Democrática, Confianza Inversionista y Cohesión social», asegura la senadora Cabal quien hace parte del bloque del Centro Democrático considerado radical y que más cuestiona al Gobierno del presiente Iván Duque desde su propio partido.

En su defensa de la Seguridad Democrática, Paloma Valencia dice que esta implica «seguridad para todos, con presencia institucional porque hace falta profundizar el accionar de la Fuerza Pública en el territorio» para poder luchar contra todas las organizaciones armadas al margen de la ley, como las disidencias de las Farc, el ELN, el EPL y las bandas criminales, Bacrim, que recogen gran parte de los remanentes de los paramilitares.

Paloma Valencia y María Fernanda Cabal coinciden no solo en sus críticas al Gobierno, las dos hacen parte de la Comisión Primera del Senado de la República y las dos, también, tienen aspiraciones presidenciales y desde ya agitan sus precandidaturas para las elecciones de 2022.