Aunque ya habían intervenido varios senadores de la oposición pidiendo archivar el proyecto de reforma tributaria o ley de crecimiento, el presidente del Senado, Lidio García, llamó la atención de la plenaria porque nadie solicitó declarar la sesión permanente.

Para que lo actuado en una plenaria de Senado o de Cámara sea válido, es necesario que al límite de cuatro horas de debate sea declarada la sesión permanente, cosa que no ocurrió este martes en el Senado, por lo que fue levantada la sesión para evitar incurrir en un vicio de trámite insubsanable en el estudio de la reforma tributaria.

La plenaria de este martes comenzó a las 11.55 am por lo que la sesión permanente debió ser declarada, a más tardar, a las 3.55 pm. Como esto no ocurrió, la plenaria de la corporación fue citada para este miércoles, lo que pone al Senado en una marcha contra reloj para evacuar el proyecto de reforma tributaria que debe ser aprobado antes de este viernes 20 de diciembre, fecha en la cual vencen las sesiones extraordinarias convocadas por el Gobierno.

En la Cámara de Representantes la discusión de la reforma tributaria sí avanza sin contratiempos.