El proyecto de ley, “El que la hace la paga”, que ya tiene el aval del Consejo de Política Criminal, busca poner a la víctima de un robo como centro del proceso, garantizar que sea reparada, garantizar la seguridad de los ciudadanos, y generar perdón y reconciliación.

Además, evitar que el sistema judicial sea una “puerta giratoria de delincuentes”, obtener la condena para que puedan ser procesados como reincidentes y mejorar el sistema para evitar la impunidad.

Así pues, este proyecto busca:

  1. A la víctima le sea reparada hasta tres veces el daño material causado.
  2. El ladrón le pida perdón a la víctima y se comprometa a no reincidir.
  3. La pena de prisión sea efectiva. Sin subrogados. Hasta 1 año y 2 meses (1 strike); duplicar la condena (2 strike); 6 a 12 años (en las demás reincidencias).
  4.  Le apliquen al ladrón medidas de cultura ciudadana o pedagógicas. Complementado con trabajo y estudio durante la pena.
  5. La fianza. Ayuda a descongestionar los centros penitenciarios y garantiza la comparecencia. De incumplir, ese dinero va para la víctima y para el mejoramiento de cárceles.
Publicidad

Vea también: ¿Bogotá podría volver a cuarentena general por ola de COVID-19?

“Lo que buscamos es el que la haga la pague y rápidamente. Este proyecto busca que pague hasta tres veces el valor del objeto hurtado, pida perdón, se comprometa en no volverlo a hacer y pague cárcel efectiva. Si lo vuelve a hacer se aumenta la pena”, afirmó Edward Rodríguez, representante a la Cámara por Bogotá y autor del proyecto.

Con este proyecto se quiere poner fin a casos en donde, por ejemplo, en Medellín, Didier Vásquez Montoya, a pesar de ser detenido 21 veces por hurtos era liberado al poco tiempo.

Y prevenir hechos tan lamentables como el caso de alias “Cacaroto» quien ya tenía denuncias por hurto de celulares, que se sabía que se hacía pasar por taxista en Usaquén, pero el 12 de noviembre, por intentar robar una camioneta, le disparó a una niña de 13 años.