Henry Castellanos Garzón, también conocido como “Romaña” y antiguo comandante de las extintas Farc-EP, no compareció hoy ante la Sala de Reconocimiento de la JEP, luego que esta les ordenó a los 31 miembros del Estado Mayor Central rendir versión en el marco del caso 001, “Retención ilegal de personas por parte de las Farc-EP”, conocido como el de secuestro.

La defensa de Castellanos Garzón, durante la diligencia de este miércoles 20 de marzo, sustentó una solicitud de cambio de fecha de la versión, argumentando que su apoderado no pudo asistir porque corre peligro su vida y la de su familia por amenazas de grupos armados, disidencias de las Farc y delincuencia común.

Pide no se haga pública la fecha y el lugar de la versión libre. Los magistrados analizarán si le conceden el aplazamiento.

En el documento, el abogado también explicó que, en comunicación sostenida con Castellanos Garzón, este le expuso la inseguridad jurídica de los excombatientes por las objeciones presidenciales al proyecto de ley estatutaria de la JEP. No obstante lo anterior, el compareciente reiteró su compromiso con la dejación de armas y con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición creado tras el acuerdo de paz.