Se trata de un órgano asesor y consultivo pactado en las negociaciones de paz de La Habana

La Sala Plena de la Corte Constitucional aprobó el decreto 885 de 2017 mediante el cual el Gobierno nacional creó el Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia con el objetivo de facilitar la implementación y el desarrollo normativo del acuerdo de paz, en lo que tiene que ver con las garantías para la reconciliación, la convivencia y la tolerancia.

La corporación judicial tomó la decisión al considerar que el decreto resulta necesario para la implementación del acuerdo de paz dado a que su objetivo es “poner en conocimiento de la sociedad civil los avances en la implementación, para contribuir al adecuado desarrollo del Acuerdo a través de sus recomendaciones en materia de reconciliación, convivencia y no estigmatización, y así asegurar la estabilidad del fin del conflicto”.

Este Consejo será encabezado por el Presidente de la República, los poderes Ejecutivo y Legislativo, los órganos de control y la sociedad civil.

PAOLA SANTOFIMIO – CM&