El senador Iván Cepeda solicitó a la Procuraduría General que investigue si el senador Álvaro Uribe actuó en calidad de determinador de las actividades políticas realizadas por su exasistente María Claudia ‘Caya’ Daza, conocida por su presunta participación en el escándalo de la ‘Ñeñepolítica’, la compra de votos y financiación ilegal para la campaña de Iván Duque.

Según Cepeda, estos hechos podrían constituir una grave falta disciplinaria que involucra no solamente a María Claudia Daza, sino también a su jefe, el senador Álvaro Uribe, quien tiene suficiente conocimiento de que los integrantes de una Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) tienen, por supuesto, un impedimento para realizar labores políticas, particularmente, cuando se trata de campañas electorales.

“El análisis de los hechos relacionados, (…) permite inferir que Álvaro Uribe Vélez habría determinado que su exasistente en la Unidad de Trabajo Legislativo del Senado de la República, María Claudia Daza Castro, interviniera en política a su nombre” señala la queja.