Ante la falta de alarmas en este corregimiento ubicado en el sur de Jamundí, a uno de los bomberos le toca improvisar y convertirse en el hombre alerta.

Y es que en este cuerpo de bomberos tampoco hay escaleras.

“Tenemos que prestar la escalera al padre”.

Mucho menos hay una sede pues tienen que compartirla con una vulcanizadora

“Esto es de bareque no, y entonces queremos hacerlo de ladrillo”.

Pero lo más grave es que el carro modelo 1955 de esté cuerpo de bomberos voluntario no tiene batería.

“Esta muerto porque no tiene batería”.

Y sí aparece una batería prestada,  el freno de mano no deja que arranque

“Como el carro esta sin aire el freno de seguridad esta disparado, entonces por eso el carro no pues, empujado no se puede porque el freno esta disparado”.

Una situación que ha generado que se quemen varias casas sin que hayan podido los bomberos socorrer a sus propietarios.

“Tuvimos que salir muchos habitantes de la comunidad con baldes, con ollas y sin embargo fue muy poco lo que pudimos hacer”.

Y en medio de las bomberas desgastadas así como las energías, el más impotente es su comandante

“Esto lo hicimos a guadua, estas paredes que ustedes ven aquí eh… se han logrado hacer con rifa y ayuda que le hemos pedido a los amigos de a bulto de cemento del pueblo.

Es tanto el desespero que en medio de su trabajo como sastre del pueblo…

El capitán Viafara decidió subastar las camisetas de sus hijos, las de John el futbolista del Southampton de Inglaterra y de Jaime que milita en el Voleibol de Turquía y, en la selección Colombia.

“Los vamos ah…ah… subastar allí para lograr echarle el techo al aula de maquinas”.

Y no solo subastar las camisetas de los Viafara, incluso de los otros jugadores oriundos de Robles

“Me duelen un poquito pero… pero la verdad que… que lo hago con mucho honor, con mucho cariño”.

Y mientras llega el día de la subasta los bomberos de Robles seguirán así, arriesgando sus vidas en estas tierras que las crecientes del río Cauca, los incendios forestales o las tragedias naturales como la ocurrida recientemente en la línea de Suárez. Exige un cuerpo de bomberos bastante preparados, la emergencia se vivió por dentro.

“El incendio lo tenemos aquí adentro en el cuerpo de bomberos y no pudimos actuar por la maquina, no la pudimos prender”.